Raza Beagle

Los perros de caza de la raza Beagle son sabuesos pequeños, felices, de pelo corto, compañeros familiares y cazadores ansiosos. 

el perro beagle es un gran perro cazador

Su tamaño les permite pasar a través de la maleza espesa donde sus hermanos mayores no pueden entrar. Por su personalidad amistosa son perfectos para convivir con otros perros. Su voz melodiosa permite al cazador localizar la presa desde la distancia

DATOS PRINCIPALES

GRUPO: Sabueso
ALTURA: 30-45 cm
PESO: 7-17 Kg
VIDA: 11-16 años

Adaptabilidad
Aprendizaje
Salud
Obediencia
Energía
 

Características generales sobre los Beagle

Pequeño, compacto y resistente. Los Beagles son compañeros perfectos tanto para niños como para adultos. Los perros de esta raza son alegres, amantes de la diversión, pero por ser perros de caza, también pueden ser tercos y requieren paciencia en su adiestramiento.

Su nariz es su vida,  y nunca es más feliz que cuando sigue un aroma interesante. Estos perros de caza originalmente fueron criados como sabuesos para dar caza sobre todo a liebres y conejos.

Es difícil resistirse a los oscuros ojos castaños o avellana de un Beagle, con su expresión suplicante. Estos perros de caza siempre están contentos, y son extrovertidos y cariñosos.

La nariz del Beagle, como la de la mayoría de perros de caza, es la parte más importante de su anatomía. Su cabeza, siempre está a ras de suelo, buscando una rastro interesante que seguir. Los Beagles poseen unos  200 millones de receptores olfativos en comparación con los 5 millones de los humanos, esto los hace muy buenos recogiendo aromas.

Es posible que haya visto la nariz del Beagle en acción en los aeropuertos. Se utilizan debido a que son pequeños, agradables y no intimidan a las personas que tienen miedo a los perros.

Tienen tres vocalizaciones distintas – gruñido, un aullido, y un aullido largo. El aullido largo está reservado para cuando encuentran la presa – o cuando es hora de despertar a los vecinos a las 6 de la mañana!

En el siguiente video puedes ver datos curiosos del Beagle:

Cosas a tener en cuenta con un Beagle

  • El Beagle es difícil de amaestrar para que haga sus necesidades en un determinado lugar. Puede tardar hasta un año en aprender donde debe depositar su excrementos.
  • Muchos dueños de estos perros de caza los regalan porque sus vecinos, y muchas veces ellos mismos, no aguantan sus ladridos.
  • Debido a que son perros de caza de la raza sabueso, se extraviarán en el momento que encuentren un rastro. Su nariz controla su cerebro y si huelen algo que les atraiga, no habrá nada más importante en este mundo que ese olor.
  • Son cariñosos pero también obstinados, por eso son difíciles de adiestrar. Es recomendable utilizar adiestramiento de obediencia con ellos y favorecer el uso de comida como recompensa.
  • ¿Te acuerdas de cómo el famoso dibujo animado del Beagle Snoopy se preocupaba por su plato de comida? Los Beagles son perros de caza que comen en exceso si se les da la oportunidad. Hay que controlar la cantidad de comida que les da y asegurarse de mantener los armarios cerrados y las bolsas de basuras bien cerradas.
  • En lo que respecta a los alimentos, estos perros de caza se toman muy en serio su plato de comida. Enseñe a los niños a respetarle mientras está comiendo, y a no acercarse a su comida o burlarse de él usando alimentos.
  • Los Beagles no son buenos guardianes porque son, por lo general, amigables con todas las personas.
  • Los Beagles se aburren mucho si se les deja muchas horas solos. Dentro de casa romperán cosas, y fuera ladrarán, excavarán y buscarán la forma de escapar. Un ejemplo de esto en este video.

Salud y enfermedades del Beagle

  • Enfermedad del disco intervertebral: La médula espinal está rodeada por la columna vertebral, y entre los huesos de la columna vertebral están los discos intervertebrales que actúan como amortiguadores y permiten el movimiento normal de las vértebras. Los discos están hechos de dos capas, una capa fibrosa externa y una capa gelatinosa interior. La enfermedad de disco intervertebral se produce cuando la capa interna gelatinosa sobresale en el canal espinal y empuja contra la médula espinal. Esa presión sobre la médula espinal puede no ser muy grande, causando sólo dolor de cuello o espalda, o puede ser fuerte, causando pérdida de la sensibilidad, parálisis, y falta de control del intestino o la vejiga.
  • Eye Cherry: Esta es una condición en la cual la glándula del párpado sobresale y se ve como una cereza en la esquina del ojo. Su veterinario puede tener que extirpar la glándula.
  • Glaucoma: Esta es una enfermedad dolorosa que produce una presión fuera de lo normal en el ojo del Beagle. Los ojos están constantemente produciendo y drenando un líquido llamado humor acuoso – si el líquido no drena correctamente, la presión dentro del ojo se incrementa causando daños en el nervio óptico y que resulta en la pérdida de visión y ceguera. Hay dos tipos. El glaucoma primario, que es hereditario, y el glaucoma secundario que es resultado de una inflamación, un tumor o una lesión. El glaucoma afecta generalmente a un ojo primero, causando enrojecimiento, lágrimas, y dolor.
  • Atrofia progresiva de retina: Se trata de un trastorno ocular degenerativo que eventualmente causa ceguera. Afortunadamente, los perros de caza pueden usar sus otros sentidos para contrarrestar la ceguera. Los Beagles ciegos pueden vivir una vida plena y feliz.
  • Distiquiasis: Esta condición se produce cuando una fila adicional de pestañas (conocida como distiquia) crece en la glándula sebácea del ojo del Beagle y sobresale a lo largo del borde del párpado. Esto irrita el ojo, y es posible apreciar como el perro parpadea en exceso o se frota los ojos.
  • Displasia de cadera: Esta es una condición hereditaria en la que el fémur no encaja perfectamente en la articulación de la cadera. Algunos Beagles muestran dolor y cojera en una o ambas piernas traseras, pero otros no muestran signos externos de malestar. Los perros de caza con displasia de cadera no deben ser criados – así que si usted va a comprar un cachorro, pida al vendedor una prueba de que los progenitores no han sufrido displasia de cadera y están libres de problemas.
  • Epilepsia: Esta es una condición neurológica que es a menudo, pero no siempre, heredada. La epilepsia causa convulsiones o comportamientos tan inusuales como correr frenéticamente, como si estuviese siendo perseguido, tambalearse o incluso caerse debido a la rigidez de las extremidades.
  • Hipotiroidismo: Es un trastorno en la glándula tiroidea. Algunos experton piensan que es responsable de la epilepsia, la caída de cabello, el sobrepeso, el letargo, la hiperpigmentación, pioderma, y ​​otras enfermedades de la piel. Se trata con medicamentos y dieta.
  • Enanismo: Esta es una condición donde el Beagle es más pequeño de lo normal. Esta condición puede o no estar acompañada de otras anomalías físicas, tales como las patas extremadamente cortas.
  • Síndrome del Beagle Chino: Esta es una condición que se caracteriza por un amplio cráneo y ojos rasgados. Muy a menudo, los perros de caza con esta enfermedad tienen problemas de corazón y anomalías en las pezuñas.
  • Luxación rotuliana: Este es un problema común en los perros de caza pequeños. Se produce cuando la rótula, que tiene tres partes – el fémur (hueso del muslo), la rótula (rodilla), y la tibia (pantorrilla) – no se alinea correctamente. Esto provoca cojera en la pierna o una alteración de la marcha, algo así como andar dando saltos.

Para evitar todas estas enfermedades lo mejor es que pida los correspondientes certificados de salud cuando compre o adopte su perro.

Cuidados necesarios de un Beagle

Es necesario que el lugar donde esté el Beagle esté cercado. Es un trotamundos por naturaleza, por lo que en caso de que se escape – algo muy común en los Beagles – asegúrese de que lleva microchip y etiquetas de identificación en su collar para que se lo puedan devolver.

Algunas personas prefieren usar cercado eléctrico para los perros de caza, pero este tipo de cerramiento no impide que otros animales entren donde está el Beagle. Además, si un olor es lo suficientemente atractivo para su perro, estará más que dispuestos a correr el riesgo de sufrir una descarga eléctrica para seguirlo.

Como todos los perros de caza, los Beagles se benefician del entrenamiento de obediencia . Las técnicas de refuerzo positivo son las que mejor funcionan.Si a estos perros de caza se les trata con dureza, éstos se pondrán tristes y se desanimarán. La mayoría de los Beagles están dispuestos a hacer cualquier cosa con tal de recibir como premio un sabroso manjar.

Los Beagles adolescentes están llenos de energía. Les encanta ir a pasear con su familia, o, mejor aún, una buena carrera en el campo para cazar conejos (no se recomienda a menos que el perro esté ya entrenado para volver a la llamada de su dueño).

Cuando maduran, estos perros de caza pueden llegar a ser bastante perezosos, levantándose para las comidas y tal vez para unas caricias en sus orejas. Como se trata de una raza propensa a la obesidad , no deje que esto suceda.

Como convertir al Beagle en una máquina de cazar conejos

Estos perros no necesitan entrenamiento para correr detrás de liebres y conejos porque lo llevan en su instinto. Pero si realmente queremos que el perro sea muy bueno en la caza, estos son algunos consejos que nos pueden ayudar.

1. El momento ideal

Cuando los cachorrillos tienen entre 6 y 8 meses de edad, son hiperactivos, por eso este es el momento perfecto para empezar con su adiestramiento en la caza de conejos y liebres. Durante este período, tenemos que conseguir que el Beagle queme toda su energía y llegue a casa muy cansado. Hay que realizar el entrenamiento por lo menos 3 veces por semana y preferentemente por las tardes cuando los conejos salen. Lo ideal es ir a pasear a lugares donde usted ha visto conejos o sospecha que los hay. Tenemos que incitar al perro a explorar esos nuevos olores. En poco tiempo la genética hará el resto y el perro aprenderá a identificar ese olor.

2. Tres son multitud

Un error muy común es entrenar más de 2 cachorros a la vez. Uno o dos Beagles es el número ideal para que el entrenamiento sea fructífero. Si hay un rastro de conejo y vamos con 10 perros de caza, ese olor se divide entre 10 con lo que el perro no sentirá en su olfato la intensidad real del olor y no conseguirá identificarlo en el futuro. Cuantos menos perros estén juntos y cuantas menos distracciones, mucho mejor.

3. Juntarse con perros de caza grandes

Hay que aprovechar los fines de semana de batida para llevar a nuestros pequeños perros de caza. Este es el ambiente ideal de aprendizaje en el que los cachorros verán como sabuesos adultos y experimentados hacen su trabajo. Los pequeños cachorros copiarán lo que vean hacer a sus hermanos mayores.

Alimentación del Beagle

Cantidad diaria recomendada: 1 o 2 tazas de alimento seco de alta calidad al día, dividido en dos comidas.

La cantidad de comida recomendada para el Beagle depende de su tamaño, edad, metabolismo y nivel de actividad. Los perros son como nosotros, y no todos necesitan la misma cantidad de comida. No hace falta decir que un perro muy activo necesitará más que un perro “teleadicto“.

Los Beagles son ladrones de comida. Estos perros de caza asaltarían la despensa y la basura todos los días, si tuvieran la oportunidad, y están dispuestos a comer hasta que no pueden moverse. Mantenga al suyo en buena forma, midiendo su comida y dándole de comer dos veces al día en lugar de dejar la comida fuera todo el tiempo.